Las bodas dentro de su recepción se traduce a la hora del disfrute, en ella están comprendidas actividades donde el centro de atención gira en torno a los novios. En estos momentos los invitados proyectan sus buenas energías hacia la feliz pareja.

Entre estas actividades se encuentra el árbol de huellas, que permite la interacción de todos los invitados expresando el agrado para con los novios.

El uso del árbol de huellas representa la vida del matrimonio, donde el tallo es la fuerza y rigor con la que el amor se construirá a través del tiempo, su capacidad de resistir ante los diferentes obstáculos que pueda vivir.

Las raíces significan los fundamentos en los que nacen las relaciones entre la pareja que básicamente deben conformarla valores como; respeto, confianza, solidaridad, sinceridad y tolerancia, para que de esta forma el matrimonio pese a las dificultades que pudiese pasar siempre recuerde el basamento de su unión.

Las ramificaciones expresan los caminos por recorrer de la pareja, y como los caminos no siempre serán de una sola orientación, así que se deben estar preparados para afrontar las sorpresas e incertidumbres que susciten en los largos días que les depara juntos.

La intención de la participación de los invitados incide en la representación de las hojas, dado que estos son los que rodearan a la pareja entre familiares, amigos y conocidos, y como es de esperarse, estos plasmar en el árbol de huellas sus mejores intenciones.

Diseñando el árbol de huellas perfecto

 Cada boda resulta particular por lo que se opta por innovar desde la perspectiva de los novios el diseño, tamaño, forma y uso del árbol de huellas.

Algunas ideas para diseños son utilizar materiales reutilizables, que incluso son más económicos en comparación a adquirirlo de la tienda, dándole al mismo tiempo personalidad al árbol.

Lo son madera o trozos de corteza de árboles para el tronco, colocar la estructura del árbol sobre lienzos al aire para que los invitados se acerquen a dejar su marca, incluso adoptar un árbol real que este en las instalaciones de la recepción convirtiéndolo en un lugar de ensueño con fotos de la pareja colgantes para que les coloquen sus huellas.

También el tamaño varía del gusto de los novios, desde un árbol gigante al lado de la entrada de la recepción hasta cuadernillos con la silueta del árbol y en las hojas interiores se coloquen los deseos hacia los novios.

Así mismo, se opta por variar la perspectiva de la huella en sí. Como lo es en lugar de colocar los pulgares con pintura o tinta simulando las hojas, se pueden dar besos de algún color de preferencia de los novios, fotos donde aparezcan los esposos durante momentos de su noviazgo para calificarlas, hojas adhesivas con frases que definan a los novios.

En fin, existen muchas formas creativas y divertidas de recrear tu Árbol de Huellas para Bodas, que convertirán el día del matrimonio en un mar de buenos recuerdos y deseos. Puedes optar por consultar aplicaciones que en la actualidad se encargan difundir ideas originales, de una fácil ejecución como Pint.it