Uno de los momentos más importantes en la vida de las personas es el día del matrimonio, ese día que marca un antes y un después en tu vida de soltería si eres parte de los protagonistas, es decir, de los novios o si eres los padres de los novios, ya que para todos es un día de mucha nostalgia, alegría y felicidad, pero uno de los momentos más importantes y nostálgicos del día del matrimonio, por supuesto después del Sí, quiero.

El tan esperado brindis en el cual los novios, los padres de los novios, además de los padrinos y madrinas dan sus emotivas palabras, sus impresiones, sus anécdotas con los novios y sus expectativas de lo que será ese nuevo lazo que los une hasta que la muerte los separe, preparando cada uno su discurso para bodas.

De forma tradicional los que pagan e invierten en la boda, son los primeros en captar la atención de todos los presentes para tomar la palabra, por esta razón es común que los primeros en dar su discurso para bodas lleguen a ser los padres de la novia, seguido de los padres del novio, para luego tomar la palabra los padrinos, las madrinas y para finalizar los novios, culminando así el brindis

Muchos se preguntan: “¿Qué diré? ¿Cómo lo haré?”, algunos hacen su discurso para bodas de la forma mas espontanea posible, expresando de forma premeditada o improvisada lo que sienten y piensan en ese instante tan emotivo para familiares y amigos, mientras muchos otros simplemente escriben en una hoja de papel los puntos a tocar en su discurso.

Entre los incontables puntos que se podría tocar en un discurso para bodas generalmente se suelen dar las gracias a todos los invitados por haber asistido y acompañados en un día tan especial y significativo para los novios así como también para los familiares y sus allegados.

Al momento de hablar los padres de los novios es común que cuenten la trayectoria de su hijo/a, su niñez, anécdotas de cuando era solo una niña o una adolescente y el como a crecido después de todo este tiempo, como además le den la acogida a ese nuevo integrante de la familia haciendo un entrañable comentario sobre la persona que se esta casando con su hijo/a, para los padrinos que son los mas cercanos a los novios es común escuchar anécdotas y cuentos de los novios, el cómo se conocieron, cómo cambiaron entre el antes y el después de conocerse, cómo llegaron a esa decisión tan importante como lo es casarse.

Este discurso contado en forma de historias que caractericen el profundo amor que hay entre los novios, y finalmente son los novios que en su discurso agradecen a sus invitados por formar parte de ese momento especial, relatan el cómo se conocieron, el impacto que tuvo la otra persona en su vida, lo importante que es para él/ella y así poder finalizar levantando las copas y todos en coro decir el característico “¡vivan los novios!”.